Mi nueva ruta

Mi progreso:

martes, 7 de febrero de 2012

¿Y por qué ahora de repente empiezo a bajar peso sin hacer nada diferente de lo que estaba haciendo?




Una gran pregunta, sí señor. Y os diré lo que pienso.

¿Recordáis cuando os contaba que al haber alcanzado los 80 kilos, el peso que tenía antes del embarazo, era como si psicológicamente ya hubiera alcanzado "la" meta?

En mi sensación de impotencia ante el peso, era pensar que al menos me conformaría con recuperar mi peso de antes de los embarazos, que aunque todavía estaba en obesidad al menos no era la obesidad tipo II con la que comenzaba la dieta...

Y así, cuando alcancé los 80 una parte de mí pensó, ya está, ya con esto me conformo. ¿Para qué me voy a ilusionar pensando en que puedo aspirar a más?

Pues no, claro que puedo aspirar a más. Puedo llegar a mi siguiente meta, los 70 kilos en unas cuantas semanas. Y después de eso podré llegar a la meta que me marca el doctor Dukan en mi curva: los 59,5 kg. ¿Por qué no?

Pero parece que mi cuerpo-mente ha necesitado estas semanas de conso para darse cuenta de que esto puede ser posible y que puedo ir más allá (hacia abajo) de los 80 Kg.

Ay, lo que hace la cabeza...

¡¡Saludetes!!

Mónica Alvarez

2 comentarios:

  1. Querida mía, pero si vas fenomenal. Cuánto me alegro de verte tan feliz... Y súper esbelta! ;)

    Besos flacuchitos,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
  2. :D Acabo de ver tu comentario. Besos!!

    ResponderEliminar