Mi nueva ruta

Mi progreso:

sábado, 31 de diciembre de 2011

¡¡Feliz 2012!!



Pues por si no había quedado claro,
que tengamos una Feliz Salida de Año
y una triunfal entrada
en el Año Nuevo que llega:




"PolloPán" de ternera


Para terminar el año, en previsión de los excesos que posiblemente cometa esta noche (y no mañana que es mi comida de gala) me he animado a probar la receta que mi compañera Violeta publicó ayer en su blog:

El Pollopán o Pan de Pollo  que podéis ver con fotos y todo en su blog clicando sobre el nombre.

En mi caso, tenía un par de filetes de ternera y he querido hacer algo especial por evitar el típico filete a la plancha, así que he adaptado la receta a lo que yo tenía en la nevera.

Y ha quedado así:

PolloPán de Ternera

Unos 400g de carne de ternera
(en mi caso he picado unos filetes de ternera que más o menos pesaban eso)
Una loncha hermosa de jamón serrano
(picada también con la carne)
4 Cs de salvado de avena
2 huevos
1 Cc de levadura royal
una manzana en rodajas
Sal
Ajo en polvo (que me he olvidado ponerle, pero era mi intención)
Perejil picado
Toque Ibérico

He picado los filetes junto con el jamón serrano en la picadora. En un bol lo he mezclado con los dos huevos batidos, el salvado, la sal, la levadura y las hierbas. Lo he revuelto y hecho una pelota lo he puesto en la bandeja del horno, encima de papel vegetal. Un poco más de toque ibérico por encima. La manzana en rodajas la he puesto alrededor para que se ase sin más.

Al horno, a 180º y lo he programado para 30 minutos. A los 20' he comprobado si estaba bien hecho por dentro y le he dado unos cortes en la superficie para que le entrara bien el calor y lo he subido a 200º otros 10 minutos.

A ver si vienen los Reyes Magos y me traen la cámara de fotos que les he pedido y puedo ilustraros en directo las recetillas. De momento, tendréis que confiar en mí y en las fotos que Violeta ha hecho a su pollopán.

Deciros que estaba buenísimo, que mi familia se lo ha comido todo y que ya estoy pensando en que la próxima le meteré unos quesitos en trozos para darle otro toque :P

Esto es comer rico y con fundamento un plato PP genuino (si no le añades la manzana).

Con esto quiero felicitaros este Fin de Año y desearos que entréis con ganas y con muy buen pie en este


Que nos vaya muy bien a todos y sea un año, de verdad, estupendo.

¡Saludetes!

Mónica Álvarez

lunes, 26 de diciembre de 2011

5ª semana en consolidación



Pues ya llevo pasadas 5 semanitas en la fase de "conso" que le llamamos familiarmente dentro de la jerga.

Recordamos que ésta fase es para consolidar el peso logrado hasta cierto punto prefijado de la dieta. Normalmente se accede a esta fase cuando se ha logrado el Peso Justo, pero en mi caso decidí pasarme a conso al cumplirse los 10 kilos perdidos desde el inicio de mi dieta.

Ayer no me pesé, lo he hecho esta semana y el peso oficial que os doy es de 80 Kg.

Vale, son 200g más que la semana pasada, pero teniendo en cuenta que ha pasado Noche Buena y Navidad, estoy muy contenta con el resultado obtenido. En sí, el objetivo está cumplido, así que me quedo con ese buen resultado.

Comentar que la cena de Noche Buena se ciñó mucho a la dieta, ya que toda la cena consistió en diferentes alimentos proteicos cocinados a la plancha. Sólo hubo un queso que entraba dentro de los alimentos prohibidos y los dulces del postre. Piqué un poco de cada, por aquello de ser Noche Buena, pero en general, me porté muy bien :D

La comida del domingo fue mi comida de gala de esta semana, que tampoco es que fuera muy de "no-dieta" pero sí que la carne cocinada en la plancha eran chuletillas de cordero que en sí es un alimento no permitido dentro de la dieta por la cantidad de grasa que pueden tener.

El mejor regalo de Papá Noel ha sido comprobar esta mañana que mi peso estaba en 80 kilos. Tengo que comentar que he tenido una semana muy rara, que el jueves de repente la báscula me dio una pesada de 80,7 y que al día siguiente todavía subí 100 gramos más, sin que haya habido una razón de peso (valga la redundancia). Pienso que pudo ser porque he tenido que levantarme a diferentes horas de un día para otro y que influye mucho el no pesarse todos los días a la misma hora, que es lo que hago habitualmente. Por lo demás, tras esos dos días "raros" la báscula ha ido regresando a sus valores normales para mí en estos últimos tiempos (80 kilos oscilando 200 o 300 gramos arriba o abajo).

El domingo que viene tocará pesarse después de otras dos importantes noches del año. He calculado cuántos días me quedan para pasar el ecuador de la fase de consolidación y cumpliría el día 50 el 9 de enero, justo el día en que se vuelve al cole y se regresa a la normalidad tras las fiestas. Me he estado planteando si volver entonces a crucero o cumplir los 100 días de conso que me  quedan. Me lo iré pensando y os cuento.

¡¡Saludetes!!

sábado, 24 de diciembre de 2011

Y mañana Navidad...





Quiero aprovechar para desearos que paséis una  Feliz Noche Buena y Navidad en compañía de vuestros seres queridos.

Yo creo que prepararé algún plato rico Dukan para esta noche y con la comida de mañana haré mi comida de gala de esta semana.

Estaba pensando en hacer un brazo de gitano (Dukan) con salmón ahumado y queso Philadelphia Light, está muy bueno y para una cena como la de hoy, merece la pena, ¿no? Por lo demás intentaré evitar los fritos, las salsas... Sin comerme mucho la cabeza, pero sin pasarme tampoco.

Ayer hice unas galletitas: Estrellas Capuchinas. Podéis pinchar en el enlace para acceder al blog de Anita Cocinitas que hace unas cosas estupendas. Pero ¡¡ojo!! No es comida Dukan, yo hice las galletas más que nada por mis hijas y por darme un caprichito. Las mías no han quedado tan bonitas como las de la foto, pero puedo asegurar que están muy buenas (son todo un pecado).

Y poco más.  ¡¡Saludetes!!  ¡¡Y Feliz Navidad a todos!!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Obesidad y efecto rebote, ¿por qué?



Desde ayer que leí la última entrada de Juanma en su blog: Rebotar y vuelta a empezar llevo dándole vueltas al hecho de por qué si sabemos que la obesidad no es buena, que estamos mucho mejor con unos kilos de menos, que hemos logrado recuperar un peso justo más que aceptable (como es el caso de Juanma: Objetivo cumplido con la dieta Dukan!), y que se trata de mantenerlo solamente, cosa que debería ser mucho más sencilla de realizar en sí, que el hecho de bajar 21 kilos (o los que tenga que bajar cada uno).

Porque le ocurre a Juanma y nos puede pasar a todos, no nos engañemos.

¿Cuántas veces nos hemos visto en un efecto rebote en cualquier dieta realizada? Infinitas, seguramente (bueno, vale, he exagerado un poquito). El que sea la dieta Dukan la que nos haya llevado al buen puerto del normopeso no significa que no vayamos a autosabotearnos de nuevo y comenzar a subir y a subir, y que cuanto más vemos subir la báscula más problemático es parar y retomar las riendas y el control de nuestro cuerpo, como si de un caballo desbocado se tratara.

Llevo desde ayer dándole vueltas porque puedo ser yo la siguiente, y creedme, que no me gustaría... No se lo deseo a nadie. Porque bastante trabajo supone recuperar un peso aceptable, como para ver después que tus esfuerzos se van por la borda. No pretendo con este post juzgar a Juanma. Nada más lejos de mi intención, me parece un tipo super honesto consigo mismo y con los seguidores de su blog, que somos muchos. Siempre ha comentado todo, cuando va bien y también cuando ha ido mal con la dieta y pienso que compartir esos momentos de debilidad es lo que nos ayuda a aprender a todos. A mí desde luego, lo que me enganchó a su blog fue precisamente esa manera tan honesta de narrar su historia con la dieta Dukan.

Pero volvamos a la pregunta del principio. ¿Qué es lo que puede hacer que tras el esfuerzo titánico de haber logrado nuestro objetivo tiremos por la borda el objetivo y el trabajo?

Pues la respuesta ha venido a mí esta tarde mientras preparaba un tema del curso que tengo en marcha: Coaching para el Éxito Financiero y Personal, todo está en nuestra cabeza, en forma de archivos obsoletos que seguimos guardando como si fueran actuales, pero no lo son y lo único que logramos con ellos es autosabotearnos la vida una y otra vez.

Y podemos hablar del aspecto financiero, pero si lo aplicamos al aspecto personal y en este caso a la obesidad es lo mismo.

Nosotros pertenecemos a una generación que vive en la comodidad de una vida aburguesada. Nuestros abuelos y nuestros padres no lo tuvieron tan fácil. Sólo dos generaciones atrás, aunque se nos haya olvidado, hubo una guerra, un periodo muy largo de carencia social, de pobreza, escasez... Las familias tenían unas cartillas que les llamaban "de racionamiento" en la que aparecía las cantidades que les correspondían semanalmente de determinados alimentos de primera necesidad (harina, aceite, leche...) y hacían grandes colas para ir a recoger los suyo el día que tocaba reparto. Esto se nos ha olvidado, pero yo que he tenido padres mayores son anécdotas que he escuchado en mi casa de niña muchas veces, y como yo, seguro que mucha gente. La consigna era "come ahora lo que puedas que vete a saber si mañana podrás comer algo", porque NO HABÍA en muchos casos para comer como tenemos ahora, que vas al frigo y coges lo que quieras.

Igual hemos oído decir muchas veces aquello de "cuando seas grande, comerás huevos" y no sabemos el por qué del dicho. En aquellos tiempos de postguerra a cada familia le tocaban un número muy contado de huevos, y cuando se hacía un huevo frito, se le daba al cabeza de familia (al padre) que era quien tenía que ir a trabajar, en trabajos muchas veces físicamente agotadores, y necesitaba toda la energía que pudiera dársele en forma de comida. Por eso, a los hijos, cuando miraban hambrientos al padre comerse "su huevo" les decían que cuando fueran padres comerían huevos, como en aquel momento lo hacía su padre. Alguno tuvo más suerte y comió huevo de chico, uno que freía su madre y tenían que untar entre todos los hermanos, y esto os prometo que no me lo invento.

Han pasado las décadas y vivimos en una época en la que no pasamos hambre, pero seguimos, nunca mejor dicho, con el chip en la cabeza de la escasez y el hambre.

En aquellos tiempos, los hombres tenían trabajos físicamente agotadores, y las mujeres también, porque no había lavadoras, ni friegaplatos... incluso la fregona se inventó años más tarde así que los suelos se lavaban de rodillas con un trapo, como hemos visto hacer a la Cenicienta en la película de Walt Disney. Así que todos necesitaban comidas energéticas, alimentos que con poca cantidad les diera la energía necesaria para enfrentar a un duro día de trabajo. Y lo mismo los niños, entonces se jugaba en la calle a tantos juegos puramente psicomotrices como pudiéramos imaginar.

Hoy en día en muchas casa se siguen poniendo raciones de potaje a niños y mayores que seguramente no son necesarias en muchos casos, ya que el trabajo tanto de niños como de adultos suele ser bastante sedentario en general. Y así, la obesidad está servida en nuestra sociedad como plato principal.

Y detrás de esto ¿qué hay? que somos ricos, pero seguimos alimentándonos como pobres, o más bien comiendo, tragando, deglutiendo como los pavos que preparan para ser sacrificados, que les ponen un embudo en la boca y ala, a meterles pienso. Y si esto os parece exagerado, fijáos en cómo se les da de comer a los bebés y niños muy pequeños, como si se fueran a morir de hambre a la vuelta de la esquina...

Y de aquí derivan tantos comportamientos de muchas madres y abuelas para que comas un poquito más (y da igual que tengas 3 que 30 años, ellas insisten), para que en cuanto te ven adelgazar se preocupen, porque se te ve tan sano y tan gordo... O como se nos decían hasta hace no tanto tiempo a las mujeres, "Uy, ¿has mejorado, no? ¡¡se te ve más gorda...!!".

Sería importante en cada caso cazar todos esos archivos inútiles que seguimos almacenando en torno al mito de la comida, desprogramarlos y poner en su lugar otros que potencien actitudes sanas frente a la comida y la nutrición.

Entonces no habría efectos rebotes ni autosabotajes ni otro problemas psicológicos relacionados con la obesidad.

Seguiré pensando esto y, quién sabe, tal vez lo siguiente que haga sea crear un curso de Coaching para el Éxito con su Dieta y su Imagen Personal.

Suena bien, ¿no?

¡¡Saludetes!!

Mónica Alvarez

martes, 20 de diciembre de 2011

Suscríbete y recibe tu regalo



Ahora puedes

Acceder de Forma Gratuíta

al Primer Tema de

Curso Coaching para el Éxito Financiero y Personal.

 
Sólo tienes que

darte de alta en nuestra lista de seguidores

en el cajetín de la derecha y

nos pondremos en contacto contigo para facilitarte el material.


Un saludo:

Mónica Alvarez

domingo, 18 de diciembre de 2011

Receta del pan Dukan de Edu




Este pan se conoce en el foro de Juanma como "pan de Edu" porque fue Edu, uno de sus participantes quien lo compartió. Él lo cogió no se sabe muy bien de dónde, así que si el creador/a original de esta maravilla lee este post, espero que no se moleste y le invito a identificarse en un comentario, porque es de agradecer, y mucho, la receta.

Para quienes lean esto y no conozcan la dieta Dukan, el salvado de avena es uno de los pilares fundamentales. Tiene grandes propiedades de las que hablaremos otro día y es la ración de hidratos de carbono diaria que está permitido tomar.

En ataque se comería al día 1'5 Cs (cucharadas soperas)
En crucero, 2 Cs
En consolidación 2'5 Cs.

Hay múltiples recetas para consumir esta ración de salvados, hoy vamos a ver esta receta de pan para acompañar cualquier comida, dulce o salada.

Este pan lleva tolerados, con lo que no se podría consumir en Ataque. Se podría, si se elimina le leche en polvo de la receta y se reduce la cantidad e salvado de avena. Si en Crucero se tomarían 8Cs para cuatro días en Ataque serían 6Cs y en Consolidación serían 10. Yo no he hecho la receta variando las cantidades de salvado, sólo la he hecho con 8Cs, si alguien lo prueba poniéndole más o menos y lo quiere compartir, abajo puede dejarlo en un comentario.

Bueno, vamos con la receta.

Ingredientes para 4 días en Crucero:


5 claras de huevo.
3 yemas de huevo
8 Cs de salvado de avena
4 Cs de salvado de trigo
6 Cs de leche en polvo desnatada
2 Cs de queso batido 0% MG (Materia Grasa) (si no tienes se puede sustituir por 1 yogur desnatado natural)
1 sobre de levadura tipo Royal
1 Cc (cucharada de café) de edulcorante
1 buen pellizco de sal (no olvidemos que va a ser un alimento salado.
Ocasionalmente se le puede poner: ajo en polvo, pimienta roja, orégano u otras especias, semillas de lino dorado, sésamo...

Como Edu aconseja, es interesante mezclar bien primero en un bol todos los ingredientes secos (salvado de avena, de trigo, leche en polvo, levadura, azúcar y sal (aquí se el puede añadir ajo, especias... ).
Por otro lado, separamos las yemas y las batimos junto con el queso batido.
Mezclamos todo. Si se ve que queda muy seco y no se empapa todo (esto no he leído que le haya pasado a nadie, pero a mí sí me pasa) se le puede echar sin miedo un chorrito de leche desnatada y el producto final quedará además más esponjoso.
Batimos las claras a punto de nieve y mezclamos todo con una lengua pastelera con movimientos envolventes, de abajo a arriba, con cuidado para que se mantenga la espuma, pues ese aire que coge la mezcla será el que le dará una consistencia aún más esponjosa.

Esta mezcla, si se quiere, se puede dejar reposar para que la levadura actúe, entre 1 y 24 horas en la nevera. Al sacarlo, lo batiríamos con las varillas y lo pondríamos en un molde. Si el molde es de silicona, tal cual. Si es de metal pondríamos papel vegetal para que no se nos pegue. Se pueden echar por encima unas semillas de lino dorado o sésamo, para decorar.

Para que no se requeme la superficie del pan se recomienda taparlo también por arriba.

Lo tendríamos en la bandeja de abajo del horno unos 30 min. a 180º. Al terminar pincharíamos para ver si está listo y determinar si se deja o no un poco más. En mi caso nunca he tenido que dejarlo más. Terminado, lo dejamos en el horno apagado y a puerta cerrada otros 10 minutos.

El olor que se espande por toda la casa suele ser rico rico rico!!!

Desmoldar, dejar enfríar y listo!!

Yo lo pongo en una bolsa de plástico y lo guardo en la nevera ya cortado en cuatro raciones y voy sacando. Para hacer pinchos, para bocata, para tomar tostado con mermelada de calabaza en crucero y un café con leche calentito...

Y lo reparto a lo largo del día, porque llena un montón.

Mis medios técnicos audiovisuales son bastante escasos, a ver si me traen los reyes una cámara con la que poder hacer buenos reportajes fotográficos de mis recetas :P Pero bueno, os dejo otra fotillo para que veaís el resultado. Que también podría haberle sacado una foto con el pan desmoldado, pero se ve que no se me ocurrió... Poca visión de futuro que tiene una...


En ésta casi se puede oler... mmmmm!!!

Saludetes!!!

4ª semana en consolidación: -400g

Y eso significa que el peso oficial de esta semana es, tachán!!!! 79,8 Kg!!!!

Sí!!!! Y lo mejor es que llevo dos días seguidos en 79, ayer con 79,9 y yo con 79,8. Si sigo bajando a 100 gramo por día en nada me planto en mi peso ideal, jajajajaja!!!!

Pues -400g, para estar en conso, no es por nada pero está super, super bien, ¡¡¡estoy muy contenta!!!

Estoy tan emocionada que no sé qué más decir.

Ah sí. Mi comida de gala de la semana pasada la invertí en la merienda de celebración del cumpleaños de mi nonagenario padre, la de esta semana pasada fue para la merienda del cumple de mi sobrino más pequeño, Ander, (besos a su ama, que estará leyendo esto :P) que cumplió su primer año de edad!!! Cómo pasa el tiempo y cómo crecen los enanos... se les ve echando palmos de un día para otro, impresionante, eso lo tengo en casa todos los días con mis hijas.

Esta semana que viene no sé cómo lo haré, porque pensaba utilizar la comida de gala para la cena de Noche Buena y en Navidad saltarme el régimen (esto no lo debería poner, no) pero es que aquí celebramos el 21 de diciembre comiendo chistorra, que es una especie de chorizo típico de esta zona y de ese día... A ver cómo me lo monto. Qué días más complicados me llegan...

De momento, hasta aquí.

Saludetes!!!

sábado, 17 de diciembre de 2011

3ª Semana en Consolidación: +100g

Escribo este post cuando casi voy a acabar la cuarta semana en conso, con lo que se me está pasando volando. Mañana será mi día 27, ¡ya he pasado el primer cuarto! No se me ha ocurrido calcular cuándo llegaré a la mitad, a ver si lo hago y para el próximo post vengo con una fecha en concreto.

Esta semana he cogido 100 gramos con respecto a la anterior. Y llevo toda la semana oscilando entre 80 y 85. Vino mi amiga de la cara roja y aumenté 500 gramos de un día para otro. A ver si para el domingo llega ese momento en que se baja de golpe unos cuantos gramos y regreso a mi ritmo normal de bajada de peso.

Bueno, muy a ritmo normal no voy a volver, porque contínuamente se me olvida que estoy en la tercera etapa de la Dieta Dukan conocida como Etapa de Consolidación. En esta etapa lo importante es consolidar el peso recién adquirido e ir introduciendo poco a poco alimentos fuera de dieta, y para eso está el día en el que se consumen feculentos, el día de la comida de gala, la pieza de fruta diaria... Esta etapa se divide en dos fases, en la primera se consumiría una cosa de cada y en la segunda, se podrían hacer dos comidas de gala a la semana, dos días de feculentos, dos piezas de fruta diaria... Un fiestón, vaya. También los hidratos de carbono aumentan, pues de dos cucharadas de salvado de avena diarios, pasamos a consumir 3 cucharadas diarias para toda la etapa de consolidación.

La etapa de conso (conocida así popularmente) es algo más complicada que la anterior a nivel psicológico. En crucero sabes todo lo que no puedes comer y te ciñes a ello. En conso, vas comiendo ciertos alimentos que estaban prohibidos en la etapa anterior, con lo que es muy duro volver a la rutina proteína-verdura (PV) o proteína pura (PP) el día que toca. Sí, no lo he comentado en el párrafo anterior, pero hay un día a la semana en el que que sólo se consume proteína, como si fuera fase de ataque, para compensar los excesos que se producen los días que toca "excederse". Pero bueno, se va haciendo con ganas y alegría.

Así que, sin enrollarme más, el peso oficial del domingo pasado fue: 80'200 Kg.

Y tengo que estar contenta, que a veces se me olvida, porque como decía en esta etapa se trata de mantener y consolidar el peso logrado, así que en principio no tendría por qué haber bajada de peso como ocurre en crucero, sino simplemente, mantenimiento.

Y teniendo en cuenta que este peso fue tomado en vísperas de los días de periodo, pues muy contenta de que la báscula no reflejara más, francamente.

¡¡¡Esta semana me comí unas lentejas que me supieron a gloria!!!

Y aproveché la comida de gala para festijar el cumpleaños de mi padre, Arturo, que ha cumplido ¡¡¡90 años!!! Casi nada, eso sí que se dice pronto, ya quisiéramos todos llegar tan bien como él está.

Bueno, hasta el domingo!!

Mónica Alvarez

miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿Por qué deberías elegir este curso?


¿Por qué este curso es diferente a los demás?


Hoy en día existe abundante bibliografía sobre el éxito empresarial. Hay cursos, libros, cantidades de material sobre finanzas, números, marketing… todo ello disponible online, en librerías, en consultas privadas, en cursos de fin de semana… el listado no tendría fin. Todo ello es información extraordinariamente válida para que quien quiera pueda forjarse un nuevo yo en el mundo empresarial y de los negocios.

Entonces, ¿qué es lo que te ofrezco yo para que elijas mi curso entre toda la oferta que existe?


Es muy simple.

Todo el conocimiento que puedas adquirir acerca de las finanzas y el dinero no te servirá de nada si tú continuas en tu vida actuando desde un patrón interno de persona “pobre”.


La pobreza es un estado de la mente, no de la persona.

Por circunstancias de la vida, has podido verte abocado a la pobreza, pero eso no significa que tú seas pobre.

Sin embargo, la ilusión de la pobreza es algo que llevas grabado a fuego en tus células más profundas y vives de acuerdo a ello.

En este curso vas a aprender lo que son los patrones internos, vas a descubrir cuál es el patrón financiero (el tuyo personal, o los tuyos si es que tienes varios) responsable directo de tu situación económica actual. Patrones que actúan a diferentes niveles en nosotros (mental, físico, emocional y energético entre otros)grabando como en un disco duro determinados pensamientos que te llevan directamente a determinados resultados, en este caso, relacionados con el dinero y la abundancia.

Todos hemos sido educados en esta misma sociedad en la que a la vez se idolatra y se demoniza al dinero. Llevamos desde la cuna escuchando mensajes que se han grabado en los estratos más profundos de nuestra conciencia.

Es imprescindible sacar a la luz todos esos pensamientos enterrados bajo capas de “lo políticamente correcto”, ver si realmente nos sirven o si están caducados y substituirlos por otros más actuales y acordes con nuestros verdaderos deseos.

Porque, tú sabes cuáles son tus verdaderos deseos ¿no?

¿Quieres la abundancia en tu vida y la independencia económica? o ¿sigues pensando que el dinero es “malo” y que “el poder corrompe”?



Descúbrelo en el curso:
Coaching para el Éxito Financiero y Personal

Coaching para el Éxito Financiero y Personal, Nivel 1


Fuente: ¿Por qué deberías elegir este curso?

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ya sé a dónde no voy a ir a comprarme un movil.



Ayer entré en una tienda movistar a preguntar sobre móviles con internet, tarifas y demás.

-Depende de para qué lo quieras, me dice la dependienta.
-Para leer, le contesto.
-¿Para leer? ¿Para leer libros? ¡¡Pues te vas a dejar la vista!! -Me dice con cara de lechuga avinagrada...- ¡¡Pues para eso es mejor que te compres un tablet o un ebook!!
-(Ya pero yo quiero un movil, pienso) Y le digo, con voz chiquitita, para leer... mensajes, correo electrónico, navegar por internet...

Y sí, leer... para leer blogs, artículos, libros, lo que me dé la real gana, ¡no te fastidia! Y escribir!!! A ver, tú entras a internet, y ¿qué haces? Leer, ¿no? ¿O es que te cantas los correos electrónicos y los posts de los blogs que visitas? Es que alucino con las pocas ganas de vender que tiene la gente...

Hay vendedores que habría que despedirlos, porque sólo con la cara de vinagres con la que te reciben, echan "pa'trás".

Luego se pone a explicarme las tarifas. Yo ya le he explicado que no tengo ni idea y que me suena a chino todo... (para que no dé por supuesto determinada información y me haga sentir más tonta todavía). Me fijo en la tarifa baratita, que pone no se cuántos "megabaits" de ésos. Y le pregunto que esto, cuánto es (en cristiano, para cuánto tiempo de conexión tengo) y me dice que, claro que para descargar libros, que mal (vuelta la mula al trigo...) que tendría que descargarlos en zona wi-fi, almacenarlos en el blog y luego leerlos. Aquí ya me estaba empezando a enfadar de verdad. Y que claro, eso en cristiano quiere decir que con esa tarifa no tengo ni para dos suspiros...

Ahora lo escribo y me está pareciendo exagerado, pero realmente teníais que haberle visto la cara y cómo decía las cosas, y el soplidito que daba al final de las frases. Es que transcribiendo solamente no se puede transmitir el agobio que llevaba aquella chica.

Bueno, en definitiva y pasando por alto alguna pulla más que lanzó me fui de allí con el folleto de los móviles, el de los contratos y, bueno, me iré a comprarlo a otro lado, porque yo a esta mujer no le dejo una comisión ni "jartá a vino".

Es que hay gente a la que no deberían dejar acercarse a un mostrador, de verdad... Será que le pagan poco, le explotan muchas horas, su vida es un asco... Pero los que pasamos por allí no tenemos ninguna culpa de todo eso. Con actitudes así por la vida, no se progresa mucho, y luego se quejarán de que no tienen ventas y tienen que cerrar... Pues es que así es la vida. Hay crisis, hay oferta y cada uno decide libremente a dónde va a comprar. Yo desde luego, voy allí a donde me tratan mínimamente como a la persona que soy. No busco que me hagan la ola según entro en la tienda, ni que me pongan una alfombra roja, pero jolín, más que cursillos sobre ventas lo que hay que saber es tratar a los clientes con el respeto que se merece la persona que, al fin y al cabo, te va a proporcionar las lentejas a final de mes.

Saludetes!!


martes, 6 de diciembre de 2011

¡¡Por fin!! ¡¡79'8 Kg!!



Hoy la báscula me ha dado una gran alegría. No me lo esperaba porque anoche comí algo de lo que no tenía que comer... Pero al darme el peso, no me lo podía creer:

¡¡79'8 Kg!!

He pasado la barrera de los 80 para entrar en la década de los 70!!!

Psicológicamente es muy importante, ver que cambia el dígito, es... No os lo podéis imaginar y no sé expresarlo con palabras...

En lo práctico, sé que mañana probablemente suba, o que lo haga en unos días, que vuelva al 80, que baje, que suba... Hasta que definitivamente se quede en los 79 y siga bajando :D

No tenía mucho más que comentar (¡y no es poco!). He visto que no había actualizado la regleta. He estado tentada en dejarla con el peso de hoy, pero no, he puesto el del domingo, que era el que tocaba. Así el domingo próximo me hará más ilusión :P

¡¡Ala, ya está el post!!

¡¡Saludetes!!

domingo, 4 de diciembre de 2011

2ª Semana en Consolidación: -900g.




Sí!!! Aunque hoy tengo cien gramejos más que ayer, la diferencia con el peso del lunes pasado es de 900 gramos y el peso oficial de esta semana: 80'100 Kg.

Yo creo que está muy muy bien. Me falta nada para pasar al dígito del 70... Estoy que no me lo creo...

Y pienso que será esta semana (aunque se acerca el final de mi mes -o el principio- y es probable que en nada comience de nuevo a retener líquidos, insss!) porque los pantalones que me he estado poniendo (los que había recuperado de antes de mis embarazos) me empiezan a quedar grandes... Me los tengo que subir todo lo posible porque si no me los piso...

Estoy muy muy ilusionada. Esto funciona, y funciona muy bien!!!!

Y en consolidación... Se supone que estoy consolidando el peso ya perdido...

Un saludo a todas/os!!

sábado, 3 de diciembre de 2011

1ª Semana en Consolidación: +700 g



Bueno, parece una catástrofe, pero no lo es tanto.

El día de peso oficial fue el lunes porque estuve fuera todo el fin de semana y el domingo no me pesé. Después de dos días de ser infiel al régimen y de estar reteniendo líquidos por estar en plena euforia hormonal la báscula cantó lo que le tocaba...

Así que el peso oficial de la semana pasada, la primera en Consolidación fueron 81 Kg.

También es verdad que el peso del domingo pasado ha sido el más bajo en mucho tiempo, con lo que era complicado que se repitiese. Según mi patrón de adelgazamiento me toca estar un par de semanas pesando 80 y pico, hasta que vuelve a bajar.

De hecho, llevo toda la semana bajando, ayer volví a subir a 81 kilos y hoy estaba en 80, el peso más bajo que he tenido en estos 15 días. Mañana volveré a subir. Lo bueno es que por mucho que suba, la diferencia con el peso del lunes pasado (que ha sido la pesada más alta con diferencia) serán de unos cuantos gramos.

Por lo demás, estar en consolidación está bien. Como una pieza de fruta todos los días (menos uno que se me olvidó y me tomé un vaso de zumo) y eso es algo que ya echaba de menos. La comida de gala ha sido hoy y me he comido unos macarrones con tomate hechos con un poco de mantequilla que les dan un sabor muy especial que me encanta. El feculento de la semana fue un puré de calabaza y patata que entró muy bien con el frío que está comenzando a hacer. Ya sé que la patata hay que comerla con moderación, pero era la comida que había aquel día y me apeteció el purecito, ¡¡que estaba buenísimo!!

Y nada más por ahora. A ver qué tal mañana la báscula. He intentado compensar la comida de gala del mediodía con una cena a base de ensalada de alimentos en lata, chute proteico donde los haya...

A ver si puedo actualizar el blog mañana mismo, que esta semana lo he ido dejando, ¡y casi pongo los dos posts a la vez!

¡Un saludete!

martes, 22 de noviembre de 2011

Resumen de la semana 14ª de crucero: -700 gramos

Por fin se movió la báscula y comenzó a bajar. Esta semana 700 gramos menos, y lo que es psicológicamente más importante, bajé por fin al dígito de 80 kilos y por ahora (estamos a martes) lo estoy manteniendo.

Así, el peso oficial de este domingo fue de 80,3 Kg.

Y también tomé la decisión que llevaba madurando hace días. Ayer lunes comencé mi periodo de consolidación de estos 10 kilos que he perdido desde agosto.

Estos 10 kilos, que parecen no ser mucho, pero me han permitido regresar a mis pantalones y nikis de antes de quedarme embarazada. Y aunque éste no es mi objetivo final, es un buen alto en el camino para descansar, recuperar nutrientes provinientes de la fruta y otros alimentos que hace tres meses que no pruebo. También para quitarme el gusanillo psicológico de los alimentos prohibidos, que podré comer con moderación en la comida de gala que tendré a la semana. Y, en definitiva, pasar unas Navidades sin plantearme grandes problemas gastronómicos a la hora de celebrar y comer con la familia.

100 días (10 por cada kilo de peso que he perdido) se pasan pronto. Son poco más de tres meses, así que en febrero (si mis cálculos no fallan) volveremos a crucero para continuar hasta el normopeso.

Llevo dos días en consolidación, y voy viendo que no es tan diferente, a efectos prácticos del tramo de crucero, al menos en el día a día. Vamos, que no se trata de darse grandes atracones de comida, sino de comer con moderación aumentando un poco el número de alimentos permitidos. De esto hablaré en el próximo post.

Saludetes.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Por qué creo que me estanqué

Es curioso cómo funciona la mente.

Estoy preparando un curso acerca de la abundancia económica (falta o presencia) y de cómo nos programamos para que nuestros sueños se cumplan (o para que no se cumplan, la mayoría de las veces). Y veo que en esto de la dieta y del trabajar para dejar de ser obesa, viene a ser lo mismo.

Hace unos años yo pesaba lo que peso ahora y, aunque hubiera preferido estar más delgada, era feliz así. Luego tuve a mis hijas y mi peso aumentó de manera alarmante, como sabéis, sin que haya manera de que yo pudiera hacer algo por evitarlo. La sensación de no-control que tenía era altísima, porque si había podido llegar a los 90 kilos sin poder evitarlo, podía llegar a pesar 100, 110 ó 120 kilos... O vete a saber, que me quedan muchos años de vida, y mucho tiempo para seguir engordando sin poder hacer nada para evitarlo.

Este verano inicié la dieta dukan con mucha ilusión, ganas, desesperación... Y fui viendo que, efectivamente, esto funciona.

Y llegué a un punto en el que me valía la ropa de antes de mis embarazos. No sé muy bien cuánto pesaba entonces, porque tenía una báscula vieja que ya tiré y que pesaba de aquellas manera. Sé que cuando me pesó la matrona por primera vez embarazada, vestida y desayunada pesaba unos 82 kilos... Vamos, como 81, por ejemplo.

Que es lo que he pesado en estas últimas semanas.

Me he dado cuenta de que al haber llegado a mi peso de hace 5 años, de que al poder ponerme mi vieja ropa, es como si hubiera dicho "ya está, para qué voy a sufrir más con la dieta, si aquí estaba yo feliz hace cinco años".

Inconscientemente, al comenzar la dieta me había programado para volver a mi peso de antes del embarazo... y ya está.

Estoy muy contenta, porque para deshacer una programación neuropsicológica de este tipo, lo primero que hay que hacer es darse cuenta de ello. Poner consciencia en el problema.

Luego, puedo utilizar diferentes técnicas de la kinesiología que me ayuden a borrar la programación y a continuar  perdiendo peso.

El siguiente paso será decidir, como decía en el post anterior, si conscientemente quiero seguir bajando peso rápidamente ahora, o si prefiero afianzar el que he logrado (como decía en el post anterior) pasándome a consolidación durante 100 días (esto cuando llegue o me acerque a los 80 kilos).

Tengo trabajo estos días mientras llego a 80, y decisiones importantes que tomar. Mientras, a ver qué tal me va con la báscula esta semana, hoy ya he empezado a ver un descenso importante. Pero esto, en otro post.

¡¡Saludetes!!

jueves, 17 de noviembre de 2011

Desánimo

Llevo días queriendo escribir esta entrada, pero no acabo de encontrar el momento de tranquilidad para hacerlo. Ahora mismo mis hijas se están dando de codazos de tanto que se quieren, pero bueno, parece que no llega la sangre al río...

La semana cumplí 90 días de crucero de la dieta Dukan. Vienen a ser 3 meses, más los 6 días de ataque. En este tiempo he tenido altibajos varios, momentos muy buenos, otros no tantos... He perdido 9 kilos que me parecen un milagro. Hace tres meses me habría parecido un milagro pensar que a día de hoy iba a ir por la vida con 9 kilos menos.

A pesar de todo, la semana pasada toqué fondo. Supongo que eran los días previos a mi visita mensual recién re-estrenada, que me había salido mal alguna que otra receta (y comer algo que no es que esté malo, más bien "no está" es muy duro), no había mi marca habitual de salvado y tuve que comprar otro tipo que hizo el hecho de comerlo, una experiencia insufrible...

Podría decir que estuve a punto de dejarlo, de tirar la toalla y conformarme con esos 9 kilos menos, pero tampoco fue tan extremo. Soy consciente de que la dieta Dukan es la única que me ha funcionado, para perder peso y alimentarme bien sin pasar hambre. No, dejarlo no, no estoy tan loca, pero sí tomarme unas vacaciones y descansar. Es como si el cuerpo me pidiera otro tipo de alimentos.

Llegado este punto tengo varias opciones.

Una de ellas sería pasarme a consolidación. Para ello querría avistar mi soñado 80'0. Perder 10 kilos y 100 días de consolidación que supondrían otros tres meses y un poquito más. No estaría mal. Creo que fue Cari Goyanes una famosa del mundo de las revistas del corazón llevó a cabo de esta manera su dieta dukan. Mi caso sería similar al suyo, tengo que perder 30 kilos y lo haría en tres tramos de 10 kilos cada uno, con sus 100 días de consolidación. Pasados los 100 días volvería a crucero a por otros 10 kilos y lo mismo.

La otra opción que me planteaba era hacer un crucero "light". Sería hacer 5 días de PV a la semana y 2 de PP.

Todavía no he decidido. Escribirlo aquí me hace ser más consciente de las opciones que tengo. A ver si paso esta semana, pierdo el líquido retenido y me centro.

¡¡Saludetes!!

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Resumen de la semana 13ª de crucero: -100 gramos

Bueno, pues menos da una piedra. Teniendo en cuenta que han sido los días previos a la llegada de la menstruación, contenta con haber bajado al menos 100 gramos...

Así que el domingo, día de peso oficial, el peso era de: 81 Kg.

Se me está haciendo bastante duro. Coincide estos días con que cumplo 90 días, o sea 3 meses, con la dieta. Se me ha torcido alguna receta esta semana pasada, con lo que no he comido muy a gusto. La retención de líquidos habitual en esta época de mi mes desanima mucho... Yo contaba con empezar a retener, pero no tantos días antes de cuando se supone que tiene que venirme el periodo... Lo bueno es que esta semana que entra en algún momento me deshincharé.

Lo bueno: que sigo bajando volumen. Me puse una chaqueta que me habría puesto por última vez hacía quince días, y por la parte del pecho me quedaba enorme. Igualmente, los pantalones que rescaté de mi etapa pre-embarazos comienzan a sobrarme un poquito.

Así que entonces, ¿la báscula engaña? Una vez más tengo que constatar que sí. Porque aunque me siento hinchada, en realidad, siento que estoy en un momento de pérdida de volumen. A ver si se traduce en números esta semana. Me haría mucha ilusión ver por fin el 70 en mi báscula.

Llevo atascada en este 81 al menos tres semanas (tendría que comprobarlo) y es un atasque consciente, del que me he dado cuenta que hay una razón psicológica. De esto hablaré en el siguiente post, a ver si me dejan sentarme a escribir, que llevo dos días...

¡Saludetes!

domingo, 6 de noviembre de 2011

Resumen de la semana 12ª de crucero: -800 gramos


Comienzo disculpándome porque os dije que el martes ponía mi peso del lunes y no lo hice.

Aquí está: el lunes pasado pesaba 81'9 Kg.

Hoy domingo, día de peso oficial, he pesado esta mañana 81,1 Kg, que, como decía en el título son 800 gramos de bajada esta semana.

La verdad es que el comienzo de semana costó, supongo que mi cuerpo necesitaba unos días para recuperarse de los excesos del fin de semana, y, a partir del miércoles, comenzó a bajar. Ayer sábado pesaba justo 81 kilos, a sólo 100 gramos de cambiar de dígito, pero hoy tocaba subida, ahí, consolidando bien.

Tengo la ilusión de ver por fin el 80 esta semana que entra, y no sólo verlo, sino que venga a quedarse. Me va a parecer increíble cuando cambie a la década de los 70 kilos, impresionante... Pero bueno, no adelantemos acontecimientos.

La ropa sigue quedándose grande. He ido recuperando pantalones viejos que, de una vez a otra que me los pongo, me quedan más holgados. Unos más, otros menos. Ahora mismo llevo unos puestos que cuando los eche a lavar, será ya para después retirarlos.

No sé muy bien qué hacer con la ropa grande. Mi idea es llevarlos al contenedor del reciclaje, pero tal vez espere a llegar a mi peso justo, para ir después probándomelos y viendo la diferencia. Llevar toda la ropa junta supondrá un ritual importante. Bueno, ya veré si lo hago así, o si voy liberando espacio poco a poco. Ahora mismo, los pantalones con los que empecé me quedan inmensos...

El otro día una amiga me decía que me veía más delgada, más fina que hacía un mes que habíamos estado juntas. La verdad es que me animó bastante, porque como no me he portado muy bien las semanas precedentes, no pensaba que se fuera a notar mucho, pero parece ser que sí.

Estoy muy contenta. Comencé este régimen con un IMC de 39 y pico, que supone una Obesidad tipo II. Teniendo en cuenta que mi tendencia era subir peso, pronto iba a entrar en la categoría de obesidad mórbida, y eso es preocupante. Y más cuando es algo sobre lo que no tienes control, hagas lo que hagas, engordas, o acabas engordando... Es terriblemente frustrante.

Ahora mismo estoy en un IMC de 34 y pico, que ya supone una Obesidad tipo I. Y bajando, con lo que desaparece la frustración y aumenta la autoestima y las ganas de seguir, que no es ninguna tontería.

A ver qué tal esta semana. Ya os contaré.

¡Un saludete!

martes, 1 de noviembre de 2011

Resumen de la 11ª semana de crucero.


Esta entrada es un poco desastre, porque en principio sería para poner el peso de esta semana, pero no me acuerdo del peso y ahora no lo puedo mirar en el sitio en el que lo tengo apuntado, así que al menos, ya que no puedo dar el peso, os contaré mis peripecias de la semana pasada.

Llevo todo el día pensando en cómo enfocar esta entrada, ya que aunque no me siento muy orgullosa de parte de lo que os voy a contar, sí lo estoy de la otra parte y he pensado que a lo mejor a alguien le va bien leerlo, así que allá voy.

La semana pasada fue una de esas semanas en las que las mujeres retenemos líquido, con el consiguiente aumento de peso que supone aun sin hacer excesos. El fin de semana nos íbamos fuera y ya había decidido que intentaría mantener la dieta pero que no me iba a romper demasiado la cabeza. Me agobia muchísimo tener que organizar comidas cuando estoy fuera de casa, así que decidí quitarme esa preocupación. Ha sido un fin de semana de gala, que me ha servido para coger fuerza y continuar con la dieta desde hoy mismo, lunes. Toda las personas que conozco que hacen este régimen, lo llevan a rajatabla y se sienten muy orgullosas por ellos. Y tienen toda la razón de sentirse así, no quito a nadie el mérito, tienen toda mi admiración y respeto, más cuando yo no soy capaz de hacerlo. Y es que es duro estar a dieta, aunque sea Dukan. Aunque muchas veces comente que se come muy bien y que no parece que estés a régimen, la verdad es que hay momentos en los que es duro, como cuando los demás se están comiendo un plato de macarrones con chorizo y tú un filete de ternera a la plancha, por ejemplo. Éste es uno de esos momentos tristes que hay que sobrellevar de la mejor manera posible.

En contra de lo que muchos de mis compañeros comentan, a mí no me supone ningún problema saltarme la dieta y luego continuar como si tal cosa. Según la página Dukan tendría que llegar en marzo a mi peso justo. A mí no me importa llegar en junio, lo que me importa es llegar. Incluso los 8 kilos que me he quitado en estos casi tres meses de dieta son ya un logro impresionante y para mí, si alguien me dijera "no vas a poder bajar más", ya me serían suficientes, porque me siento bien, me sienta bien la ropa, me encuentro estupendamente.

Después de estos dos días de "alimentación libre" hoy he regresado a un día típico de PP, y ya veremos lo que me dice mañana la báscula. Hoy al pesarme, pensaba que habría aumentado un kilo por lo menos (entre lo que he comido y que no he hecho mucho ejercicio, era lo que me esperaba). Mi sorpresa ha sido que sólo he aumentado 300 gramos con respecto a lo que pesaba el viernes, mi último día de pesada. Así que además, tengo motivos para estar contenta, pues parece que mi metabolismo se ha acelerado con respecto a cómo estaba antes de descubrir este modo de alimentación.

Bueno, que me ha quedado un poco desordenado el artículo, pero en resumen, lo que quería decir es:

- Que me he saltado el régimen conscientemente.

- Que sólo he aumentado 300g respecto al viernes (último día de dieta)

- Que no pasa nada y que regreso con las fuerzas renovadas a conseguir bajar a los 70 kilos en los próximos quince días.

Mañana os doy el peso de hoy (que será el oficial, ya que ayer no me pude pesar en mi báscula habitual) y a ver qué tal me ha ido mañana después de un día de PP.

¡Un saludete!

lunes, 24 de octubre de 2011

Los comentarios de la gente.

Esta tarde una chica (muy maja y además jovencita, de 20 y pocos) me decía que cuánto había adelgazado, que se me veía muy bien (:D).



El caso es que me pregunta que cuánto he perdido y le cuento, que parto de 90 kilos y que estoy en 80 y pico, pero que en volumen es como si me hubiera quitado unos 15 kilos o más. Y me da la razón y me pregunta que hasta dónde voy a seguir bajando. Le contesto que hasta 60 al menos y me dice que estoy ya muy bien así, que no hace falta que baje más. Que no baje más que estoy muy bien así.



A ver, ¿pero la gente no tiene ojos en la cara? Que vale, me he quitado casi 10 kilos (todavía no me lo creo), pero mido 1,54 y peso 80 kilos, tengo obesidad tipo I todavía bastante alta, me sobran muchos kilos aún para tener una talla "normal". Pongo entre comillas, no porque sea más normal pesar 60 que 80, sino porque con la talla que aún tengo sigo sin encontrar ropa en muchas tiendas, ni sujetadores en las lencerías, y según la OMS mi salud corre serio riesgo porque sigo siendo obesa. Y me dicen que estoy muy bien así... Yo alucino.



En el foro Juanma comentaba que cuando empezaron a decirle eso de "ya no bajes más" es porque ya estaba en un peso en el que se encontraba bien. Pero con 20 kilos de sobrepeso que yo tengo, me parece exagerado este tipo de comentarios. Y si no fuera porque quien lo ha hecho es una persona "maja" (no tengo mucho trato con ella, pero da esa sensación) pensaría que está hecho con malicia, con intención de hacer daño, con algún objetivo oscuro por detrás. Porque claro, ella es delgada. No sabe cómo se vive con 20 kilos de más ni el esfuerzo que cuesta bajarlos aunque sea con una dieta tan agradecida como ésta.



Pero bueno, sin más. Aprovecho para inaugurar una nueva categoría en el blog. Porque serán comentarios que me tocará escuchar de aquí en adelante, algunos sin mala intención, otros con intención clara de hacer daño y seré yo quien tenga que aprender a "capear el temporal" y no dejarme enredar en los malos rollos que supone entrar al trapo y cabrearme por algo así.



Yo, a lo mío, que bastante tengo. Como dice el refrán, "Ande yo caliente, ríase la gente" o si como bien, tengo salud y encima adelgazo, si no te gusta, ya sabes lo que tienes que hacer.



Saludetes!!

El día después, lunes: -700 gramos

Pues sí. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.


Como le decía en el foro a mi amiga Mariasueta, hoy, más que tortuga, me siento liebre... Mi báscula me ha anunciado esta mañana que pesaba ¡¡¡¡80,900 Kg!!!! 700 gramos menos que ayer. Y lo más importante: ¡¡¡Llegué a "los 80"!!!



Aunque mañana vuelva al 81, me da igual, ya he visto el siguiente paso y seguiremos caminando para lograrlo.



La subida de ayer fue debida a un pequeño exceso que cometí el sábado, de cantidad y de cosas que no debía comer... porque iba bajando muy bien. Sin embargo, no había ido al baño. Y con todo lo que comí el sábado (sumado a lo de los días precedentes), el domingo se notó. Así anoche me tomé mi "té mágico" y de ahí la megabajada de esta mañana. Eso y el día de PP de ayer. Aunque no renuncio a los tolerados.



A ver mañana qué tal me va. Hoy estoy en PV y me estoy portando bastante bien. Además el té me ha hecho efecto "limpio total", y he ido varias veces más al baño, con lo que se me deben estar quedando los intestinos vacíos del todo... Voy a tener que tener cuidado con la cantidad de líquidos que tome hoy, no me vaya a deshidratar, porque está siendo exagerado, de verdad.



Así que, me voy a beber agua y a disfrutarlo. Hoy me siento más ligera todavía, ¡¡¡me siento flex!!!

Me ha salido un post un poco escatológico, pero, es lo que hay...

¡¡Saludetes!!

domingo, 23 de octubre de 2011

Resumen de la 10ª Semana de Crucero: 81'6

Hola a todos!!



Pues semana un poco loca. De emoción porque he llegado a bajar hasta 81'2 Kg!!! Pero, como todo lo que baja tiene que subir un poquito, ayer y hoy ha sido de subida y he acabado la semana en 81,6 Kg. Como la semana pasada me quedé en 81,3 la bajada de esta semana ha sido de -700 g. ¡¡¡Muy bien!!! Sobre todo porque es peso que ya no recuperaré más. Así que, resumiendo:

Peso oficial de esta semana: 81,600 Kg
Peso perdido: -0,700 Kg



Estoy muy contenta porque:

- por fin esta semana conseguí ver la cifra del 81.

- fui a comprarme pantalones y aunque no encontré, me compré unos nikis por el puro placer de comprarlos.

- me compré ropa porque me vi guapa con ella y no porque por la obligación de que "algo me tengo que poner" acabo comprándome lo que menos mal me queda.

- los pantalones que recuperé hace un par de semanas me empiezan a quedar flojos y eso sí es memorable.

- me veo en los espejos y me gusto.



No bajo a velocidad supersónica, pero veo que voy consolidando el peso muy bien y es maravilloso. Quien no ha vivido esto no puede saber lo que es.



Esta semana que entra va a ser semana complicada, porque toca ovular y es habitual retener líquidos, así que, la pasaremos lo mejor posible. A pesar de todo, a ver si os puedo dar pronto la buena noticia de que he llegado a ver el 80.



Saludetes!!!

viernes, 21 de octubre de 2011

Desde Guipúzcoa con amor

Llevo días observando el mapa mundi que se ve a la derecha más abajo, que hay mucha gente de la provincia de Guipúzcoa leyendo o al menos visitando el blog.

Y me hace mucha ilusión, porque yo vivo en Irun, y a lo mejor alguien se anima a hacer una Kedada, no sé si es una idea muy loca.

A lo mejor eres alguien interesado en la dieta pero no te acabas de decidir y querrías conocer en directo a personas que ya estemos en ello.

A lo mejor estás en pleno crucero y querrías quedar físicamente porque esto de internet está bien, pero no te animas a participar en los foros y tienes mil dudas.

O simplemente, puede ser que seas alguien a quien le apetezca quedar.

Yo dejo aquí mi dirección de correo electrónico, por si alguien quiere contactar en privado. Y si se hace quedada, ya avisaremos!!

Un saludete!!

miércoles, 19 de octubre de 2011

Y seguimos bajando

Tengo un ratín y me apetecía actualizar el blog para contaros que después del parón de la semana pasada llevo dos días en bajada, habiendo registrado ayer mi báscula un peso de 81'7 y hoy de 81,6 Kg. Ayer cuando vi por fin rebasar la barrera del 81 me pareció increíble y hoy que se mantenía... Y más teniendo en cuenta la musaka que comí ayer, y que era día PV que siempre con la verdura se retiene más líquido...

Pero no, parece que voy en descenso. Aunque esta semana y la que viene oscile dentro del 81, me da igual, parece que necesito cierto tiempo para asimilar los cambios metabólicos que se dan en mi cuerpo para continuar con el descenso de peso.

Y porque si alguien me llega a contar a finales de julio que ahora mismo iba a pesar 81 kilos, ¡habría alucinado en colores! Me habría parecido un cuento chino, porque estoy que todavía no me creo que esto me esté pasando a mí...

Y comiendo en cantidad y platos de calidad, con salud (mis analíticas lo corroboran), aprendiendo mil trucos de cocina que podré seguir aplicando un día cuando pueda volver a comer "normal"...

Como diría una conocida figura pública, en dos palabras, ¡esto es im-prezionante!

¡¡¡Saludetes!!!

martes, 18 de octubre de 2011

Recetas del blog de Carlos Kirós

Si hay algo que me gusta de la dieta Dukan es que se puede comer casi normal. Digo "casi normal" porque, además de los libros del Dr. Dukan en el que se pueden encontrar un montón de recetas deliciosas, en internet hay miles de ellas repartidas por los blogs de un montón de dukaneros que han sabido adaptar las recetas tradicionales a la dieta.

Atrás quedaron aquellos tiempos en los que como mamá estaba a régimen, toda la familia comía ensalada de lechuga o verdura hervida, con filete a la plancha o pescado cocido (¡aj! ¡qué tiempos en los que mi madre estuvo a dieta!).

Ahora, como mamá está a dieta, en casa comemos ricos platos cocinados al estilo dukan, primeros platos, carnes, pescados, ensaladas, postres... ¡ay! ¡los postres! Cómo me cambió la vida cuando descubrí el brazo de gitano Dukan... Pero ésa es otra historia que os contaré otro día.

Hoy quiero presentaros el blog de Carlos Kirós y con él traeros una receta de Musaca que hemos comido hoy en casa y que estaba de-li-cio-sa y que podéis leer clicando en su nombre. Aquí tenéis la receta original Carlos, luego os cuento cómo la he hecho yo.

Yo no había oído hablar nunca de este plato hasta hace unas semanas que me hablaron de este blog. "Ojeando" las recetas (y babeando, porque la de cosas que hace este hombre, ¡qué buena pinta tiene todo!) llegué hasta ella. Justo tenía en casa una berenjena y carne picada y me lancé a probar, y salió buenísma, ¡oye!.

Es una receta muy agradecida que se presta a poder utilizar los diferentes restos que encuentres por la nevera. También se puede adaptar a las diferentes fases de la dieta, ya estés en día PP o en día PV (Proteína o Proteína-Verdura). Yo la he hecho varias veces de una manera u otra y siempre triunfo.

Para día PV:

La musaka viene a ser una especie de lasaña, pero en vez de ponerle capas de láminas de pasta, se pone berenjena asada cortada en rodajas. Yo he utilizado:

2 berenjenas
1 cebolleta hermosa
400g de carne de ternera picada
tranchettes litghs
sal, pimienta si se quiere, hierbas aromáticas

Para la bechamel:
2'5 vasos de leche desnatada
2 cucharadas colmadas de maicena
sal, una pizca de nuez moscada

He cortado en rodajas la berenjena y la cebolleta y las he puesto en la bandeja del horno sobre papel vegetal. A 200º, 20 minutos. Mientras he cocinado la carne en una sartén antiadherente sin aceite ni nada. En la misma agua que suelta se deja que cueza hasta reducir.

Ya cocinado todo, voy poniendo en un molde duro una capa de berenjena, una capa de carne, la cebolleta, el resto de la carne, otra capa de berenjena, los tranchettes cubriendo y encima la bechamel.

Para la bechamel, pongo en un cuenco un vaso de leche y el resto a un cazo a hervir. En la leche fría diluyo las dos cucharadas de maicena. En la leche del cazo echo una pizca de sal y otra de nuez moscada. Cuando empieza a hervir, echo la leche del cuenco y remuevo hasta que se engorda que no tarda nada y ya está para poner en el la fuente de la musaka.

Lo he tenido en el horno otros 10 minutos a 180º, servir y comer.

Para día PP lo hago de la siguiente manera, utilizo:

- Carne picada
- Jamón de york
- Huevos cocidos cortados en rodajas
- Quesitos
- Jamón serrano un poco picadito y repartido, justo para dar sabor (si se pone jamón serrano, cuidado con la sal, que puede quedar muy salado)
- Los tranchettes, la bechamel y las hierbas aromáticas.

Con el jamón a modo de láminas que separan vamos poniendo los demás ingredientes por pisos y al final, la bechamel.

Tengo un pequeño problema para pasar las fotos del movil al ordenador, cuando lo solucione haré un post de fotos de este plato y otros.


Al final no sé si le he hecho mucha publicidad al blog de Carlos Kirós, pero bueno, es para que veais las recetas originales y lo que se puede hacer si no tienes ese día todos los ingredientes en tu nevera. Y justo ahora mirando la receta de Carlos me doy cuenta de que no se me ha ocurrido ponerle tomate a la carne picada... Me lo apunto para la próxima.

Podréis acceder a las recetas de este estupendo blog en el listado de blogs Dukan que tenemos arriba a la izquierda de la pantalla de inicio, que merece la pena, de verdad.

Un saludete!!!

Resumen de la 9ª Semana de Crucero: 82'3

Esta semana ha sido muy apocalíptica.

Hemos pasado toda la familia por una gripe en sus diferentes fases, unos antes, otros después... vamos un lío, todos en casa enfermos en diferentes grados y sintomatología.

Y por si mi propio trancazo no fuera poco (mocos, tos, congestión nasal...) me ha visitado esta semana también mi amiga de la cara roja,con lo que he acumulado líquido, hinchazón, mala leche (sí, eso también engorda).

Lo peculiar del caso es que, al haber dado pecho a demanda a mi hija pequeña todavía no me había venido el periodo después de su nacimiento, con lo que, sumado el tiempo de embarazo ha sido la primera vez desde hacía más de dos años. Anecdótico y curioso. Y tremendo, con lo bien que he vivido...

Todo esto sumado no ayuda a ser muy estricta en la dieta, con lo que el resultado ha sido el esperado.

El peso el domingo ha sido de +100 gramos, así que mi peso oficial esta semana está en:



82,300 Kg



A ver si con la nueva semana vamos retomando la normalidad (y la formalidad) y regresamos a la bajada progresiva de gramos y tengo una alegría el domingo que viene.




¡¡Un saludete!!




martes, 11 de octubre de 2011

Resumen de la 8ª Semana de Crucero: 82'2

Pues son ya dos meses de crucero y otra semana (casi) más que pasé en ataque.

Voy despacito, pero bajando cada semana unos gramos. Me encuentro muy bien, ligera, notando que pierdo volumen casi de un día para otro, notándolo mucho en la ropa, recuperando viejas prendas a las que tenía mucho cariño y que hacía casi cinco años que no me podía poner.

Como digo en estas ocasiones, estoy muy muy contenta, quién me iba a decir a mí hace dos meses que mi peso iba a estar en casi 8 kilos menos de mis odiados 90. Estoy que"no cabo" en mí de gozo :P

Hace mucho que no hago un resumen de cómo van mis pesadas, copio uno antiguo y modifico:

Mis pesadas en lo que llevo de dieta:

Comienzo ataque: 90,00 Kg
6º díade ataque: 87,300 Kg
Domingo anterior (1º de crucero): 86,7 Kg
4º Domingo de crucero: 84,6 Kg
8º Domingo de crucero: 82,2 Kg


En ataque perdí: -2’7 Kg
4º domingo de crucero: -2,700 Kg
8º Domingo de crucero: -2,400 Kg

En total: 7,8 Kg

Sí, ya sé que hay gente que baja mucho más rápido, pero también hay gente que va más lento, ¿por qué tengo que compararme con las liebres? Además, el cuento lo deja muy claro, fue la tortuga la que consiguió llegar al final de la carrera porque la liebre confío demasiado en su capacidad y no se dio cuenta de que la otra le cogía la delantera.


Para mí es mucho mejor ir perdiendo peso poco a poco, consolidándolo, notando la diferencia en la ropa sobre todo y disfrutando de la vida por el camino, que es lo que importa, sin agobios ni prisas.


Porque como dijo alguien, si he sido gorda un montón de años, ¿qué más me da serlo unas semanas o unos meses más?


Un saludete!!!


jueves, 6 de octubre de 2011

Entrar de nuevo en tus pantalones

¡Hola!

Esta semanana voy bajando poco a poco, la báscula se me resiste, pero de aquí al domingo queda tiempo de ver mayores resultados.

El caso es que estos días me daba cuenta de que con los 82 kilos y pico que he alcanzado, he recuperado el peso que tenía antes de quedarme embarazada, pues ha sido tras el primer embarazo que cogí un montón de peso hasta ponerme en los 93. Y no había conseguido soltarlos. He tenido épocas en las que he perdido algo, pero luego lo he recuperado fácilmente, oscilando entre los 90-91 kilos. Creo que estaba por ahí cuando comencé este blog hace un par de años.

Desde que comencé la dieta, aunque he bajado despacito he sido testigo de cómo mis pantalones de verano me iban quedando más y más grandes. Unos los he tenido que retirar porque literalmente "se me caían".

Hoy, aprovechando que hacía fresco, he desempolvado mis viejos vaqueros, los que desestimé tras el embarazo de mi hija mayor. La última vez que me los probé no me los pude subir de media pierna para arriba. Pues hoy:

¡¡Me los he podido poner!!

Sí, ¡¡me quedan perfectos!! Como un guante... Me ajustan un poco en la cintura, pero para nada me aprietan al sentarme ni nada parecido.

Esto, quien no lo ha vivido me dirá que soy una exagerada... Pero no es exageración, es puro deleite de descubrir que esta dieta funciona, que los esfuerzos dan fruto y que este invierno voy a poder recuperar por fin mi ropa.

¡Estoy tan contenta!

¡¡¡Saludetes!!!

lunes, 3 de octubre de 2011

Resumen de la 7ª Semana de Crucero: Igual que la anterior.

Sí, tal cual. Aunque he tenido fluctuaciones en el peso doscientos o trescientos gramos arriba o abajo, hoy al pesarme pesaba exactamente lo mismo que el domingo pasado:


82,8 Kg

Y todavía contenta, que ayer y antes de ayer pasé de los 83 y ya me veía añadiéndole gramos a mi peso semanal, con respecto al anterior...

La razón, he estado enferma, una infección de orina que si bien no me ha hecho guardar cama, sí que ha ayudado a que haya retención de líquidos y lo que sea que haya impedido que mi peso no se reduzca.

Así que estoy de nuevo como hace una semana, espero estar recuperándome y que se note pronto en la báscula.

Por lo demás, esta semana hice varios descubrimientos culinarios que han estado muy bien, pero eso ya será para otro post.

¡Un saludete!

viernes, 30 de septiembre de 2011

50º Crucero: Mis análisis con la dieta Dukan

Aprovechando que ayer he cumplido 50 días en crucero, quería traeros los resultados de la analítica que me hice este mes.

Con todo lo que se ha hablado de esta dieta, que si es nociva para la salud porque se consume demasiada proteína y es malo para los riñones, que no aporta vitaminas y otros nutrientes, etc, etc (todo rebatible como veremos), es importante ver que las analíticas no son de resultados tan catastróficos como debería esperarse de una dieta "milagro" como se la llama habitualmente.

Todas las dietas deberían estar hechas bajo una cierta supervisión médica, y en ésta es de las pocas en las que he visto que quienes la siguen se hacen analíticas regulares para tener un cierto conocimiento de cómo está su cuerpo a nivel bioquímico y poder remediar cualquier déficit que vaya surgiendo.

Personalmente estaba preocupada porque se consume mucho huevo y yo ya tenía algo de colesterol (240 mg/dL), pero todas mis preocupaciones se han desvanecido a la vista de los resultados.

No os aburriré con el listado de todos los ítems que me han estudiado, pero sí copiaré ciertos puntos que creo importantes:

Ácido úrico: *7,1 (2,4 - 5,7)
Colesterol: 200 (140 - 200)
Colesterol HDL: 47 (45 - 115)
Triglicéridos: 73 (0 - 200)
Colesterol LDL: 138 (60 - 160)

Como veis los valores del colesterol están perfectos, si bien el HDL (el "bueno") está un pelín bajo. El ácido úrico se ha ido del rango de valores correctos, pero mi endocrina me dijo que no le diera mayor importancia. Supongo que tal vez debería beber más agua, no sé si con eso puedo lograr que se equilibren, yo trato de beber los casi 2 litros que se deberían beber diariamente de líquidos, pero supongo que a veces me quedo corta.

Lo curioso es que otros compañeros/as del foro que también se hicieron análisis para ver cómo iban obtuvieron resultados similares: colesterol bajo (también "el bueno", ácido úrico un poco alto al que su médico no dio mayor importancia...). A lo mejor es que es algo característico de esta dieta...

El día que me los dieron estaba pletórica, pues había bajado el colesterol a niveles normales, algo que mi madre no logró hacer ni siguiendo dietas hipocalóricas hiperrestrictivas a rajatabla, con las que bajó mucho peso, pero el colesterol la acompañó de por vida. Y en mis hermanos mayores tengo el ejemplo de lo que es convivir con el colesterol aun teniendo un peso normal, cuidándose, tomándose su pastilla...

Estoy muy contenta de haber descubierto esta dieta, de haber tomado la decisión de hacerla y de haber conocido por el camino gente estupenda junto a los que caminar no es tan duro como si se fuera sola.

No sólo estoy logrando bajar de peso, sino que mi salud también lo está aprovechando de la mejor manera posible.

He pensado que a primeros de diciembre me haré otra, a no ser que baje mucho peso y decida hacérmela antes. A ver qué me dice el médico de cabecera que será quien tenga la última palabra.

Un saludete!!

domingo, 25 de septiembre de 2011

Resumen de la 6ª Semana de Crucero: ¡900 gramos menos!

Acabo de actualizar la regleta y procedo a escribir el post relativo a esta semana. Ha sido una semana corta porque el peso oficial de la pasada fue el del miércoles, pero lo importante es que esta mañana he pesado:




¡¡¡82,800 Kg!!!

Los pesos de la semana han hecho las fluctuaciones acostumbradas y hoy por fin cambiado de dígito, pasándome a 82. ¡¡¡Estoy muy contenta!!!

miércoles: 83,7
jueves: 83,5
viernes: 83,9
sábado: 83,1
domingo: 82,8

Tengo pendiente escribir otro post en el que contaros los resultados de las analíticas que me hicieron a primeros, justo a un mes de que comenzara con la dieta.

Todavía no me creo que pueda pesar 7,2 kilos menos que hace dos meses escasos, y que sigo en ritmo de bajada, esto es imparable...

Para mí que lo he probado todo, ¡incluso comer sano y equilibrado! y no me ha servido más que para continuar cogiendo peso, encontrar algo como este método, es como encontrar una cura contra el cáncer para un enfermo que lo padezca. Quien no se haya visto en una situación así pensará que exagero, pero para las personas obesas, gordas que dice el Dr. Dukan, descubrir que se puede adelgazar comiendo bien, en cantidades normales, y comiendo además cosas ricas es similar a descubrir la cura de un cáncer que se extiende sin que puedas realmente hacer nada por ello.

La semana que viene que se cumplirán dos meses desde que comencé prepararé una tabla más completa para ver los avances (y retrocesos) que he ido haciendo en estas cuatro semanas.

Un saludete!!

jueves, 22 de septiembre de 2011

Resumen de la 5ª Semana de Crucero

Entre las vacaciones, la vuelta de viaje, recoger maletas, la vuelta al cole, los nuevos horarios, las nuevas rutinas... (buff, ¡qué estrés!) no he tenido tiempo de actualizar el blog.

Os contaré que he pasado una semana en compañía de mi familia en la que no me he preocupado demasiado de cumplir con la dieta a rajatabla. Sí he respetado los lácteos desnatados, la cantidad de avena a tomar cada día y el pan que me hago con ella, y la coca cola Zero.

El gran problema que me he visto es que acostumbrada a comer cantidades generosas de proteína, tenía que tener cuidado a la hora de servirme porque tendía a comer mucha cantidad (que es mi problema de siempre, el que me ha llevado a la obesidad).

Ya que no estaba siguiendo la dieta, aproveché a probar la fruta (en previsión de los meses que me quedan aún por catarla), pero me sentó mal y la dejé. Sí he comido en el desayuno una capita de mermelada de higos, de la higuera del jardín, hecha por mi suegra, con una rebanada de pan Dukan. De todos los extras que he comido fuera de la dieta, éste es con mucho lo más delicioso que he probado.

He descubierto que los hidratos no me sacian igual que las proteínas. De momento llenan, pero al poco tiempo es como si te desinflaras y el cuerpo pide más cantidad de lo que sea que se pueda comer. En el viaje de ida no llevé pan dukan (Edukan, ya os hablaré de él) y pasé verdadera ansiedad porque me faltaba. El hambre lo palié con galletas de las de mis hijas, que, lo mismo, sacian de momento, pero luego el cuerpo pide más.

Aunque me lo he pasado muy bien y echo de menos las vacaciones, estoy contenta de estar de nuevo en casa y haber retomado la dieta.

Y más contenta porque, a pesar de todo lo que he comido, mi peso del miércoles que fue la primera mañana que pasé en casa otra vez fue de 83,7 Kg. Éste quedará como peso de esta semana, pues el domingo evidentemente no me pude quejar. Fue una agradable sorpresa, pues ya estaba resignada a que me había traído mínimo un kilo de más de "souvenir" de las vacaciones.

Así, el recuento queda en:

5-agosto-2011- Precomienzo: 90'00 Kg
7-agosto-2011- Comienzo Fase de Ataque: 89,400 Kg
14-agosto-2011- 1er Domingo de crucero: 86,7 Kg
21-agosto-2011- 2º Domingo de crucero: 86,2 Kg
28-agosto-2011- 3er Domingo de crucero: 85,1 Kg
4-septiembre-2001- 4º Domingo de crucero: 84,6 Kg
11-septiembre-2001- 5º Domingo de crucero: 84,4 Kg
21-septiembre-2001- 6º "Domingo" de crucero: 83,7 Kg

La última pesada que me hice en casa antes de irme fue de 83,5 Kg, podría decirse que he ganado 200 gramos, pero en realidad la diferencia ha de hacerse con el domingo anterior, con lo que todavía he perdido ¡700 gramos!

Pienso que se debe a que el cuerpo ya está en dinámica de perder peso o volumen o lo que sea. No quiero decir que ancha es Castilla y hay que darse a los excesos, al contrario: cuanto más nos ciñamos a la dieta mejor nos irá. Con el ritmo tan bueno de bajada que llevo a lo mejor esta semana habría perdido un kilo y medio o más. O menos, no lo sabremos.

Lo bueno del caso es que estoy en 83,700 Kg algo que hace sólo dos meses no habría pensado ni en soñar y eso ya es mucho.

A ver si me organizo el tiempo, vamos entrando en rutina y actualizo más a menudo.

¡Un saludo!

domingo, 11 de septiembre de 2011

Resumen de la 4ª Semana de Crucero

Estoy un poco "plof" porque sólo bajé 200 gramos esta semana. Y eso que tampoco pienso que sea malo, porque al menos no he subido de peso.

Lo curioso es que voy variando entre 84,400 y 84,600 y ya me he acercado al límite por abajo, eso significa que la siguiente lo rebasaré. O no. Pensé lo mismo otros días esta semana y lo que hice fue sumar gramos. Ya veremos qué nos depara la báscula los próximos días.

Haciendo balance de qué es lo que puede estar sucediendo para ir tan despacio pensaba que podían ser tres los factores que están en juego: tomo demasiados tolerados (creo que no lo acabo de tener muy claro, me lo tengo que empollar bien y cumplirlo); he tenido un buen problema de retención y para cuando me di cuenta de que llevaba mucho tiempo sin visitar al señor Roca ya habían pasado días; me he permitido alguna que otra licencia que pueden estar retrasando el viaje.

Tengo que observar estos tres factores y sobre todo ser firme y no salirme de la dieta. Esta semana va a ser un poco difícil porque es posible que nos vayamos unos días fuera, y fuera de casa ya se sabe que es más complicado cumplir los propósitos, pero intentaré ceñirme todo lo posible. También intentaré "portarme bien" los días que todavía estemos por aquí, para que si luego subo al menos que quede compensado. Y de todas formas, si cuando volvamos veo que ha sido muy desastre siempre me queda la opción de hacer un par de días de Proteína Pura a la vuelta.

Lo bueno que tiene esta dieta es que hay muchas opciones y no es tan habitual tirar la toalla si un día cometes un exceso, lo único que ocurrirá es que bajarás más despacio. Aunque, por supuesto, no es bueno saltársela como algo habitual, porque el mensaje que le das al cuerpo puede ser muy contradictorio.

Así que, el siguiente resumen será el lunes que viene, a ver qué tal me van estos días.

Un saludete!!

lunes, 5 de septiembre de 2011

Resumen de la 3era Semana de Crucero

La semana pasada tuvo muchos altibajos.

18º día de crucero PV (domingo 28 de agosto): 85,1 Kg
19º día de crucero PP (lunes 29 de agosto): 85,5 Kg
20º día de crucero PP (martes 30 de agosto): 85,1 Kg

21º día de crucero PV (miércoles 31 de agosto): 84,5 Kg (¡¡¡¡Siiiií!!!! )
22º día de crucero PP (jueves 31 de agosto):
84,6 Kg
23º día de crucero PV (viernes 1 de septiembre):
84,6 Kg
24º día de crucero PP (sábado 2 de septiembre):
84,2 Kg
25º día de crucero PV (domingo 3 de septiembre):
84,6 Kg

Esta semana he perdido 0,5 Kg
En total desde que comencé: 5,4 Kg

El peso más bajo fue el miércoles de 84,5 Kg. ¡¡Llevaba en tres días una bajada de 1 kilo!! Y me entraron las dudas, que si voy muy rápido, que si va a ser malo… Todas esas voces que dicen que esta dieta es peligrosa me vinieron a la cabeza y me asusté. Y a la primera de cambio, me pasé en la dieta, y me he pasado toda la semana sintiéndome culpable por haber frenado la bajada de peso.

Pero ahora que veo todos los pesos seguidos, tampoco ha sido para tanto, porque subí un poco y luego incluso bajé, para volver al peso base.

Este tipo de fluctuaciones veo que son normales en esta dieta. Y lo veo en la trayectoria de muchas personas que conozco y que van dejando sus experiencias en el foro o en sus blogs. Si hiciera una gráfica de la bajada de peso, se vería en picos como si fueran los dientes de una sierra.
Así que bueno, ha habido altibajos, pero dentro de lo normal, ¿no? Un rango de 500 gramos tampoco es tanto.

Por esto es importante la pesada diaria y cierto control en las comidas. Y conocer cómo les va a los demás para comprobar que esto es una carrera de fondo y que hay altos y bajos, como en muchas cosas naturales de la vida.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Blog Quiero dejar de ser gorda

Hoy le toca al blog de Violeta.

Violeta es una chica que un día tocó fondo. Se subió a la báscula y descubrió que pesaba ¡100 kilos!

Esto se dice pronto, pero para ella que nunca había subido de los 95 fue un toque de atención para ponerse a hacer algo. Buscó información en la red y dio con la dieta Dukan y se puso manos a la obra.

En su blog podéis ver todo su recorrido. Cuando escribo estas líneas pesa 76'8 Kg. y no es ninguna tontería. Ha perdido 23,2 Kg en varios meses.

Como ella dice, contestando a quienes critican que esta dieta no es equilibrada, plantea que ni ella ni su pareja comían ordenadamente antes de comenzar a hacerla, con lo que al menos ahora, come de todo lo que le marca el régimen, que ya es algo, ¿no?

A mí esto me parece muy importante, ¿porque quién come equilibradamente? Y qué otra dieta realmente permite perder peso comiendo bien y a todas horas. Y mantenerlo, que es lo que se falla en todas.

Violeta ha hecho en estos meses un máster en la lectura de etiquetas y ha ido probando diferentes recetas que generosamente ha compartido con sus lectores.

Puedes leerla aquí: Quiero dejar de ser gorda




miércoles, 31 de agosto de 2011

Mi diario Dukan





Hoy quería hablaros de este blog de una mallorquina conocida como Dukangirl, estupenda cocinera: Mi diario Dukan.







Es un compendio de recetas aptas para dieta Dukan en cada momento de la dieta. Hay recetas de todo tipo: dulces, salados, picoteo, carnes, pasteles salados, tipos de panes... explicadas con fotografías (muchas de ellas) y con todo lujo de detalles. Son recetas sencillas con las que cualquiera se puede iniciar en esto de la cocina. Y comiendo así, es imposible pasar hambre, ¡¡¡y además adelgazas!!!







Quería poneros como muestra la receta del bizcocho Delidukan que una vez hecho, tiene este aspecto delicioso:





Yo lo hice una vez, y creo que eché poca levadura. En un molde de plum cake se quedó achaparradito. Pero aún y todo tuvo un éxito en casa impresionante. Mis hijas se lo comieron tal cual desechando las madalenas de bolsa que ellas tienen. Y es que como lo que hace mamá, no hay nada...



Por supuesto, la foto no es la mía. A ver si lo hago otro día y afino mejor la cantidad de levadura, ¡¡ya os contaré!!




Si queréis probar a hacerlo, tenéis aquí la receta: http://midiariodukan.blogspot.com/2011/01/recetas-pastel-dukan-con-salvado-y.html

Aunque no estéis haciendo esta dieta, se puede comer sin ningún problema porque es apto para todo el mundo. Y es sano, con ingredientes sanos y hecho en casa, ¿qué más queréis?

¡¡Besos y hasta otra!!




La importancia de caminar en grupo: El blog de Juanma.

Para mí, además de leer el libro y encontrar la web oficial del Doctor Dukan, con todo el halo de profesionalidad que desprende, fue fundamental para decidirme a comenzar el leer las experiencias de otros compañeros.

Ya dije que yo era una excéptica más que pensaba que esto no era más que un engañabobos, y un engañabobos además peligroso.

Pero di con el blog de Juanma que comencé a leer y casi no pude parar hasta que terminé todo lo que tenía escrito de su periplo dietístico. Leer sus dudas al comienzo, la determinación con la que comenzó, los buenos resultados que obtuvo casi inmediatamente, las recetas de cocina aptas para cocinillas, la sencillez y la sinceridad con la que explicaba todo, me enganchó. Descubrí que a través de su blog se podía acceder a un foro donde un buen grupo de personas también desnudan su alma contando sus avances. Algunos tienen mucho peso que perder y podemos hablar de 30, 40, hasta 50 kilos para llegar a su peso justo. Todos tienen además muchísimo que ganar y ya lo están haciendo, gramo a gramo. Para mí son todos unos héroes y heroínas.

Es importante caminar en grupo, porque cuando uno se cansa o se cae o se desanima, siempre hay alguien dispuesto a animarte, a empujarte un poco si hace falta. Porque es toda una inyección de aliento ver a los compañeros que ya llevan un tiempo y que fueron bajando religiosamente todas las semanas sus buenos cientos de gramos. O quien va despacito pero imparable, aunque sepa que le va a costar más que lo que le aproximó la gráfica de la web Dukan.

Para mí es fundamental este acompañamiento. Para resolver dudas, para ayudar a otros y ver que ya vas controlando un poquito, para ver que esto es real y me está pasando a mí.


lunes, 29 de agosto de 2011

Mi avance de estas semanas

Ayer que me tocaba día de pesada oficial (aunque me peso todos los días, sólo cuento como oficial el peso del domingo) hice un resumen de cómo llevo bajando peso todo este tiempo y los progresos que he hecho.


Mis pesadas en lo que llevo de dieta:

5-agosto-2011- Precomienzo: 90'00 Kg
7-agosto-2011- Comienzo Fase de Ataque: 89,400 Kg
1er día: 88'400 Kg
2º día: 88'400 Kg
3er día: 87,900 Kg
4º día: 87,200 Kg
5º día: 87'300 Kg

14-agosto-2011- 1er Domingo de crucero: 86,7 Kg
21-agosto-2011- 2º Domingo de crucero: 86,2 Kg
28-agosto-2011- 3er Domingo de crucero: 85,1 Kg

En ataque perdí -2’7 Kg
1er domingo de crucero: -600 g
2º domingo de crucero: -500 g
3er domingo de crucero: -1,100 Kg

En total perdidos: -4,9 Kg

Habrá gente a la que le parezca poco. La primera semana y la segunda de crucero he tenido un momento parón muy fuerte que, me desanimó un poco y me llevó a no ser muy estricta con la dieta, pero que finalmente parece que ha pasado y por fin mi cuerpo reacciona.

En esta dieta la bajada de peso va como en dientes de sierra. Unos días se cogen unos gramos, al día siguiente se pierden esos y unos pocos más... Por eso es importante el peso semanal porque es el que te da una idea general del peso que se ha bajado en la semana. El peso del día a día es más como una especie de aviso si por ejemplo la subida se da varios días seguidos, o hay un estancamiento, poder hacer algo inmediatamente.

No olvidemos que esto es una carrera de fondo, no un sprint. Es mejor tener cierta flexibilidad a la hora de comer que no sentirse tan constreñido por la dieta que se acabe abandonando. La verdad es que es un régimen que se lleva bastante bien, porque no se pasa hambre y hay mucha variedad de alimentos que pueden cocinarse de formas diferentes (y que es lo ideal, huir del filete a la plancha todos los días).

Aunque sean pocos kilos bajados en tres semanas (en comparación con otros compañeros/as) para mí es todo un récord. Ni en mis mejores sueños habría imaginado hace mes y medio que a día de hoy iba a pesar casi 5 Kg menos.

¡¡Así que estoy muy muy contenta!!

viernes, 26 de agosto de 2011

Mi Peso Justo

No, no tiene nada que ver con "el precio justo".

Pierre Dukan explica en su libro que con los años cogemos unas cantidades de grasa que son naturales (unos 800g por cada década de años que cumplimos, alguno más si pasaste por algún embarazo), también que depende del tipo de osamenta que tengamos, si somos de huesos finos o fuertes. El caso es que no se puede pretender pesar con 50 años lo que se pesaba con 20. Y por eso él propone un Peso Justo, aquél con el que te vas a sentir bien sin tener que rebajar más.
En mi caso, según el IMC que me correspondería, y según las cuentas que hace el juego Wii Fit Plus, que es a través del que llevo mi trayectoria, mi peso ideal sería de 52,5 Kg. Según el programa del doctor Dukan, mi Peso Justo sería de 59,500. Vamos, que con llegar a los 60 kilitos estaría más que contenta.

Esto me encanta, porque es la primera vez que alguien me propone un cantidad de peso con cabeza. Todas mis conocidas que hacen dieta luchan por llegar a su peso ideal y sufren porque no lo consiguen, cuando posiblemente estarían mejor con unos kilitos más y al menos no se pegarían de tortas cada vez que se pesan, porque la inercia del cuerpo hace que para perder esos últimos kilos el esfuerzo tenga que ser titánico, porque se niega a perder sus reservas calóricas.

Comencé esta nueva etapa de mi vida hace tres semanas con 90 kilos justos (justos, pero subiendo, con la marcha que llevaba en el mes de julio). Comencé a leer el libro, a empezar a quitar ciertos alimentos, a tomar avena y en dos días comencé la fase de ataque con 89,4 Kg.
Terminé la fase de ataque con dos kilos y pico menos, más o menos lo que me ponía en la gráfica de la web Dukan que me supondría la fase de ataque.

Me peso los domingos. Bueno, me peso todos los días, porque es una manera de vigilar si voy bien o no, me refiero que mi día de pesada oficial son los domingos, así que pasado mañana, cuando apunte el peso semanal, pondré todos estos datos un poco más ordenados.

Y ya está por hoy.
¡¡Un saludete!!

La página oficial de la dieta Dukan

La tenéis como link fijo en el grupo de enlaces titulado "PÁGINAS DUKAN" ´podéis acceder también desde aquí mismo.







En la web del doctor Dukan podréis encontrar mucha información relacionada, un servicio de coaching con su equipo de nutricionistas. Es un servicio en el que se mantiene contacto diario con un experto en dieta Dukan a través de email, que va controlando el peso y dirigiendo la dieta para optimizar los resultados lo más posible. NO es un servicio gratuito, pero puede haber gente a la que le interese.







Tiene algo muy bueno y es la posibilidad de calcular y conocer cuál es tu peso justo. Dedicaré el próximo post a explicar lo que es. Además, te proporciona el cálculo de cuántos días durarán las distintas fases del método, con fechas de inicio y finalización (aproximadas) de cada una. De manera que comienzas teniendo un objetivo claro (tu peso justo), cuánto tiempo tienes que invertir y, a efectos prácticos, cuánto "sufrirás" para lograrlo.







Obtienes una imagen muy gráfica del recorrido que vas a hacer. Por ejemplo, la mía sería:






Os recomiendo que si lo hacéis, guardéis la imagen porque no guarda la información de la fecha, y la siguiente vez que entréis os dará de nuevo las fechas de las cuatro fases desde el día presente en el que entréis a la web.


Hablaremos en otros posts sobre lo que son las fases del método, en qué consisten y lo que suponen.


Si alguien de los que pasáis por aquí probásteis el servicio de coaching, me interesaría saber qué tal está y si funciona bien realmente.


Un saludo!!




Para comenzar



Pues como se suele decir, para comenzar es suficiente con dar un primer paso, y luego otro, y otro, y así hasta llegar.

En el caso de alguien que quiere seguir el método Dukan para adelgazar, a pesar de que hay mucha información en internet, es muy importante leerse antes el libro.

Leerlo, repasarlo, subrayar si es preciso... El doctor Dukan nos propone una manera bastante novedosa para adelgazar y son muchos datos y muchos detalles que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar los menús. Saber qué comer, qué no comer, cantidades, en qué momento de la dieta hacerlo... Al principio parece supersencillo, pero una vez metidos en harina aparecen las dudas. Bueno, no os voy a liar ahora con esto, ya lo iremos viendo.

El libro "No consigo adelgazar" está en formato libro de bolsillo por el módico precio de 13,50€, de la editorial RBA:









Hay otra edición ilustrada más fácil de leer y localizar los datos que queremos porque trae un montón de tablas y recuadros con la información necesaria. Un poquito más caro, pero a lo mejor compensa. Éste está titulado: "El método Dukan ilustrado: Cómo adelgazar fácilmente y para siempre", también de RBA Libros:








Por último, para quien quiera leer más, hay otro libro sobre recetas Dukan (las recetas de toda la vida, adaptadas para poder consumirlas mientras se hace la dieta). Lo añado para que se sepa que existe, aunque con la cantidad de recetas que circulan por internet no diría que es muy necesario. Pero para quienes no gustan de estarse todo el día metidos en internet, o dejárselo a su madre o a su mujer si son las que cocinan, o por la razón que sea. Yo me lo compré, ya os contaré cuando me lance a probar las recetas. Se titula "Las recetas de Dukan", de la misma editorial:







Además de estos libros, hay multitud de blogs de personas que hacen la dieta y van colgando sus experiencias, así como foros en los que se pueden hacer consultas concretas y consultar información. Iremos hablando de ellos y los iré añadiendo a la lista de blogs y sitios relacionados con el tema. Y por supuesto, está la web oficial de la dieta Dukan, de la que ya tenéis el link puesto arriba a la izquierda de la página principal. Os hablaré de ella en el próximo post.


Un saludete!!